La ciudad de las carreras.

enero 19, 2007

Desconozco si Valencia, mi ciudad, es una ciudad deportiva, intuyo que no, pues hasta la llegada del Circuito de Velocidad Ricardo Tormo (Circuito de Cheste), aqui solo destacaba la “Volta a Peu” (una popular carrera, una carrera popular).

Sin duda, el circuito de carreras de motociclismo ha dado a la ciudad un importante empujón, al menos durante 3 días al año (ya tiene que ser un empujón fuerte, ya). Durante esos dias, vemos pasar motos por la ciudad (a unos 30 km del circuito) y ves más cascos de lo habitual dentro de los pubs. Pero donde si hacen caja de la buena es en Cheste. En Cheste se vende todo: locales, bebidas, comidas, 2 mts cuadrados para aparcar la moto, cascos, hijas, hijos… todo se vende en este pequeño pueblo. Las plantas bajas que hasta la fecha de las carreras solo sirven para meter el tractor, son literalmente desahuciadas por sus dueños y montan improvisadas terrazas, improvisados garitos de copas. Por muy pequeño que sea el espacio, es un target de negocio (ej. un baño de empleados convertido en sitio donde guardar cascos… pagando, of course). Y es que en Cheste son un poco de pueblo…. pero para el dinero tienen muy buen olfato.

Pero también aqui se organizan carreras mucho mas guays, mas cool. Aqui tenemos la America’s Cup. Aún no tengo muy claro que significa esto para Valencia. Si, podemos comprar ropa del BMW Oracle, del Lunarossa… y de todos los equipos, pero también se puede hacer por internet. También ha quedado muy chulo el puerto, con multitud de edificios emblemáticos recien construidos y sedes de los participantes totalmente vanguardistas. Pero yo, tengo miedo. Tengo miedo de que esto se convierta como en el recinto de Sevilla tras la Expo. Tengo miedo de que tras 2007 venga la nada.
Tengo miedo de que volvamos a dar la espalda al mar y nos olvidemos que el puerto y sus instalaciones estaban ahí ya antes de la llegada de los “formula 1” del mar.

Este es un deporte elitista, tal vez el más elitista del mundo. La gente se tiene que conformar con ver desde la playa unas velas en la letanía que se mueven sin ningún sentido (una regata si no es desde barco, no se entiende). La America’s Cup pasará y no volverá -por mucho que se empeñen en decirnos que si el Allinghi gana, repite-. Yo, que soy un amante del mar, no me gustaría ver que mi ciudad vuelve de nuevo las espaldas a este y que la gente solo lo recuerda para ir a la playa de la Malvarosa en verano.

Pero si hay uno de los eventos deportivos que se pueden celebrar aqui que cuenta con toda mi ilusión es la recien comentada noticia de un utópico circuito urbano para la Fórmula 1 en Valencia. Pensar que Valencia se puede convertir en un Montecarlo (dejemos a un lado diferencias percápitas), disfrutar de un espectáculo que SI que dará beneficios a toda la ciudad, me ilusiona sobremanera.

Un circuito urbano de Formula 1 se convierte automáticamente en un espectáculo público. Multitud de gente puede ver las carreras de manera gratuita, con cercanía y pasión. Un circuito urbano sirve para exhibir tu ciudad, tus calles, tu gente. No es un proyecto efímero, las carreras duran muchos años en el mismo circuito y las inversiones publicitarias efectuadas sirven para resarcirse del gasto al Ayuntamiento.

Realmente creo que el consistorio debería apostar por este evento. Es beneficio para todos los ciudadanos de Valencia y alrededores (no solo para los del pueblecito de marras).

Media Markt

enero 18, 2007

Porque yo no soy tonto, compro en Media Markt? Más bien debería ser al reves, porque soy tonto y me gusta que me tomen el pelo, voy a Media Markt.

Voy a Media Markt porque me gusta comprar electrodomésticos con poca variedad de marcas a precios presumiblemente baratos.

Voy a Media Markt porque me encanta pasar mi tiempo haciendo una eterna cola en cualquiera de sus centros para reclamar sin que me presten mucha atención una deficiencia en una compra/regalo.

Voy a Media Markt porque ya no recuerdo que en la mayoría de sitios (no solo en ECI) me devuelven el dinero si no estoy conforme con la compra… en Media Markt me dan un vale.

Voy a Media Markt porque la mayoría de objetos electricos / electrónicos que compro me salen defectuosos.

Voy a Media Markt porque cuando voy a comprar algo que he visto en sus catálogos y creo que es una oportunidad buena… está agotado y no se repondrá.

Voy a Media Markt porque me encanta que me bombardeen con sus agresivas campañas publicitarias y me digan que soy tonto porque no compro en su establecimiento.

Voy a Media Markt porque me encanta que me pregunten mi código postal. Sea para comprar una pila o un televisor de plasma.

Si a tu también vas a Media Markt y quieres decir tu motivo…. comentarios.

La Butifarra

enero 15, 2007

En el Barrio del Carmen de Valencia, existen multitud de sitios donde ir a cenar, de copas, compras, etc… Hoy hablaré del trato recibido y de la comida ingerida en La Butifarra (C/Pinzón).

He ido varias veces y puedo decir que La Butifarra es un sitio para ir a comer junto a otra persona (4 como mucho). De esa manera se puede disfrutar del (escaso) surtido de tapas caseras que desde una micrococina nos ofrece su cocinero/dueño/modelo/ligondeplaya. Tiene buena mano el muchacho y sus albondigas, patatas, anchoas y pan tostado salen exquisitamente hechos.

Desgraciadamente, en grandes grupos esta microbar defrauda. La -cada vez mas dada- penosa costumbre de alargar las tapas para 3/4 comensales a 5 da lugar a que falte ración de comida. El servicio es bueno, rápido, ágil, teniendo en cuenta las minúsculas dimensiones del sitio en cuestión.

Otro detalle por el cual yo pondría un punto negativo a La Butifarra es por la falta de servicio de café tras la cena de tapeo.

¿Cómo permiten que los bares y restaurantes no sirvan café?

¿No se dán cuenta que la tertulia post alimenticia es parte importantísima del español?

¿Todavía no se han enterado los dueños de locales que con el café el cliente se siente más “en casa” con el sitio elegido para cenar?

De hospitales

enero 15, 2007

Hacía tiempo que no iba a un hospital, concrétamente a un hospital de la Seguridad Social. Lamentablemente, hace pocos días y debido a un accidente de Clau, tuvimos que ir al Hospital Arnau de Vilanova de Valencia.

Tras una hora que comuniqué en recepción de urgencias que mi pareja había sufrido un accidente de circulación, pasamos por fin a “Ambulatorio” donde le dicen que efectivamente, parece una rotura de codo y un esguince de tobillo (algo que comuniqué yo desde el primer momento, pues era totalmente evidente).

Dos horas mas tarde. Si, has leído bien, dos horas mas tarde; le hacen una serie de radiografías y una hora después, pasa a traumatología para decirle que lo que sufre es una luxación de codo. Tras recomponer el codo, la manda de nuevo a X donde tienen que confirmar que está bien puesto. 1 hora mas. Volvemos a pasar a traumatología, donde escayolan y mandan a casa, no sin tantes comentarnos que ha estado demasiado tiempo con el hueso desplazado y pinzando el nervio y por tanto no tiene sensibilidad en la mano (maldita sean las 3 horas hasta que nos atendió el traumatólogo de urgencias).

Posiblemente volverá a recuperar la sensibilidad… pero eso está todavía por ver.

6 horas desde que llegamos a urgencias de este Hospital. Llegamos con apenas 20 personas en la sala de espera. Cuando nos marchamos casi bloqueaban la puerta de acceso a Urgencias.